Bruxismo

Bruxismo significa apretamiento dental. Este apretamiento se realiza fundamentalmente ante situaciones de estrés y tensión pudiendo provocar un desgate y dolor intenso de los dientes.
El ritmo de vida trepidante tiene mucho que ver con el bruxismo. Antiguamente el bruxismo era una patología fuera de lo normal y totalmente inusual y poco frecuente.

Síntomas

Fundamentalmente dolor, tanto en las articulaciones temporomandibulares, así como también dolores de cabeza y de oído.

Consecuencias

Mayor o menor desgate de los dientes (en algunos casos espectaculares). Fracturas o grietas tanto en esmalte como en la raíz del diente. Fatiga de los músculos implicados en la masticación. Dolor inespecífico en diente y encía. Dolor en dientes ya tratados anteriormente.

Tratamiento

Ante un dolor agudo se suele dar medicación, corrientes para relajar la musculatura masticatoria e infiltraciones locales.
Pero a largo plazo, se aconseja colocar lo que se conoce como placa o férula de descarga o relajación muscular, que consiste en un aparato de quitar y poner, de resina rígida, hecha a medida y que hay que llevarla fundamentalmente para dormir que es cuando la persona no se da cuenta que aprieta y rechina puesto que está durmiendo.

El resultado es muy eficaz y el alivio en muchos casos es muy rápido.

Rehabilitación con prótesis


Rehabilitación con composite