Endodoncia

Cuando una caries alcanza el nervio del diente se produce una infección del mismo que trae consigo normalmente dolor constante, diurno y nocturno. Si esta infección se disemina más allá, puede originarse un absceso o flemón, en ocasiones de dimensiones importantes, lo que va a repercutir considerablemente y negativamente en los que haceres diarios de la persona. (ver foto)
Este absceso requiere, en primer lugar, realizar un drenaje mediante incisión para evacuar todo el pus y, en segundo lugar, el tratamiento de conductos o de nervios, objetivo fundamental para la conservación del diente.