OrtodonciaOrtodoncia

Ortodoncia invisible

ortodoncia

Hoy en día, gracias a los continuos avances y técnicas que se están produciendo en ortodoncia, podemos corregir los dientes de una persona de una forma distinta a lo que hasta ahora veníamos haciendo de manera convencional (esto es, con los típicos hierros). Mediante ésta técnica innovadora, la persona irá viendo como sus dientes se van recolocando en el sitio que le corresponden en unos pocos meses, de una forma rápida, sencilla y cómoda. Este sistema se basa en el uso de unos posicionadores plásticos transparentes, que tiene como principal ventaja que pasen prácticamente desapercibidos a la vista de uno mismo y de las personas que tenemos delante. Con esto ganamos estética, eficacia y rapidez en la corrección dental, lo que en definitiva se busca en cualquier tratamiento de ortodoncia, tanto por parte del profesional como por el paciente. Es por esto que a esta técnica también se le ha pasado a denominar ortodoncia invisible. Muchas personas se han podido ya beneficiar de este sistema de ortodoncia, como por ejemplo Jorge Lorenzo, campeón del mundo de motociclismo en 250 cc, al que desde aquí agradecemos plenamente la confianza depositada en nosotros.


Ortodoncia fija (sistema Damon)

Actualmente ya podemos hacer ortodoncia sin tener que quitar dientes gracias a un nuevo sistema denominado Sistema Damon, técnica desarrollada hace pocos años en Estados Unidos e introducida en nuestro país recientemente.

Pero, ¿qué es lo que diferencia este sistema de los tradicionales?

– En primer lugar, se basa en el uso de brackets de autoligado pasivo: ya no hay que sujetar el arco a los brackets con las típicas gomitas o ligaduras de colores, ni con alambritos, sino que con este sistema, el arco queda tapado (no sujetado ni presionado) por una compuerta corrediza de precisión que se abre o se cierra de manera rápida y muy cómoda. Es decir, usar gomitas o alambritos sujeta el arco y lo presiona, frenando su movimiento y esto es igual que conducir un coche dando gas pero a la vez pisando el freno.
“Elimine las ligaduras y verá como de repente todo empezará a moverse más rápido”. – En segundo lugar, usamos arcos de alta tecnología: esto se traduce en un desarrollo de fuerzas ligeras, lo cual va a trabajar a favor del sistema biológico, sin actuar con fuerzas excesivas que lo sobrepasen y lo dañen.
– No extracciones: con la técnica tradicional, muchas veces nos veíamos obligados a extraer dientes sanos, por ejemplo en casos de máximo apiñamiento, en maxilares superiores adelantados, en mandíbulas atrasadas, en caninos superiores sin espacio, etc. Con esta técnica la norma es la no extracción.
– No aparatos complementarios: no hace falta poner ningún aparato extra además de los brackets.
– Menos tiempo de tratamiento: significativamente más reducido.
– Menos visitas: las visitas de control se alargan hasta los 2 o 3 meses. (Deja los arcos trabajar sin prisa y ten paciencia.)
– Mejor resultado: más rápido, más espectacular y mayor calidad.

¡Las extracciones ya son pasado!
¡Si es tu caso, infórmate en nuestra clínica sin compromiso!

Ortodoncia fija (sistema Damon)


Casos clínicos Sistema Damon

Apiñamiento

Mordida abierta

Caninos elevados

Sobremordida